Lasaña de carne con bechamel

Bandeja de 1 kg aprox

2 unidades

Información adicional

7,25  IVA incluido

Un Clásico Reconfortante y Sabroso

La Lasaña de Carne con Bechamel es un plato clásico y reconfortante que combina capas de pasta, una sabrosa mezcla de carne y una rica salsa bechamel. Este manjar es un favorito en todo el mundo y es apreciado por su sabor casero y su versatilidad. A continuación, te invitamos a sumergirte en el mundo de esta deliciosa lasaña.

Sugerencias de Preparación:

  • Salsa de Carne: Comienza preparando una sabrosa salsa de carne. Esto implica cocinar carne molida de res o cerdo con cebolla, ajo, tomate y una mezcla de especias que pueden incluir albahaca, orégano y pimienta negra.
  • Salsa Bechamel: La bechamel es una salsa cremosa y suave que se prepara a base de mantequilla, harina y leche. Se sazona con nuez moscada para darle un toque especial. Esta salsa aporta una riqueza y cremosidad excepcionales a la lasaña.
  • Capas de Pasta: Cocina las láminas de pasta lasagna según las instrucciones del paquete. Luego, coloca una capa en el fondo de una fuente para horno.
  • Montaje: Alterna capas de pasta con la mezcla de carne y la salsa bechamel. Agrega queso rallado, como mozzarella o parmesano, entre las capas para un toque extra de sabor.
  • Horneado: Hornea la lasaña en un horno precalentado a 180°C durante aproximadamente 30-40 minutos, o hasta que esté dorada y burbujeante en la parte superior.

Instrucciones de Almacenamiento:

  • Si tienes sobras de lasaña, guárdalas en el refrigerador a una temperatura de 0-4°C. Asegúrate de cubrirla bien para evitar que se seque.
  • También puedes congelar porciones individuales de lasaña para disfrutar en otra ocasión. Envuélvelas en papel film y colócalas en una bolsa para congelar antes de congelarlas.
  • Para descongelar, coloca la porción en el refrigerador durante la noche y luego caliéntala en el horno o en el microondas.

La Lasaña de Carne con Bechamel es un clásico reconfortante que siempre es bienvenido en la mesa. Con su combinación de sabores ricos y texturas irresistibles, es un plato que seguramente agradará a todos, desde niños hasta adultos. Ya sea para una comida familiar o una cena especial, la lasaña siempre es una excelente elección. ¡Pruébala y disfruta de este festín de sabor casero!